Sr. Director:
         Coincido en sus apreciaciones sobre la usura del FMI la falta de contemplación. ¿Estamos ante un descenso de los derechos naturales? Por más neoliberales que sean algunos o muchos deben tener en cuenta principios que tiene la cultura judeocristiana (inclusive los estados que heredaron el sistema romano), pero también tienen la culpa los gobernantes mediocres, ineficientes y faltos de patriotismo (patriotismo que tienen los cubanos, los yanquis, los ingleses, los bolivianos, etc. etc.). ¿No se podría poner un artículo en nuestra Carta Magna que establezca un juicio de residencia al primer magistrado al término de su mandato, o eran más sabias nuestras Leyes de Indias? Muy interesante el artículo del Dr. Marcelo Senna. Para ver el estado lamentable de los hospitales públicos podemos acercarnos a pocos kilómetros de la Capital, donde podemos apreciar la falta de medicamentos, mala atención, falta de insumos y nuestra nobleza sin escudo de armas gobernante (v.g. "la clase dirigente" hace lo del avestruz y también lo del pato criollo). Los medios de comunicación se interesan en Pampita si posó desnuda para tal revista, o si Nicole Neumann anda con tal empresario, o si la Sra. de Fortabat vende sus cuadros ¡pobrecita esta Sra. le falta dinero! Los médicos que se sacrifican por la gente no figuran, y menos los pacientes. Todo esto me hace reflexionar: al final, ¿qué es el hombre? El amigo Benjamín Franklin dijo que "el hombre es un animal que fabrica objetos" (criterio realista). Por su parte el genial Jean Paul Sartre afirmó: "el hombre inventa al hombre", rematando con esta frase de Sartre: "SI SE ESPERA, CUALQUIERA QUE SEA EL HOMBRE QUE APAREZCA, HABRÁ SIEMPRE UN PORVENIR POR HACER, UN PORVENIR VIRGEN QUE ESPERA." Pero no nos olvidemos Sr. Director que las viejas civilizaciones griega y romana brillaron más por su progreso espiritual, filosófico, político, jurídico, artístico, administrativo y moral que muchos "civilizados" del presente que no tienen consideración por sus semejantes. Cordialmente.

Sandro Olaza Pallero.