SITUACIONES    BIOÉTICAS  EN  MEDICINA  CRÍTICA

                                                                                           por Guido Sosa Zurita

 

 

INTRODUCCIÓN:

Con el crecimiento y desarrollo tecnológico de la última década hay en la Medicina   Crítica  una exigencia de rigor científico sin que esto signifique  que la tecnología  se imponga  sobre el manejo moral-ético del acto médico.

 

Cuando estamos en una Unidad de Medicina Crítica hablamos de un sitio especial donde el médico debe tomar decisiones inmediatas, rápidas pero delicadas y certeras pues el paciente crítico no solo presenta problemas biológicos sino fundamentalmente dilemas bioéticos  y  el reto mayor para el intensivista es  aquel paciente  que a pesar de todos los esfuerzos puede quedar  en estado vegetativo, daño neurológico irreversible o ser portador de una patología tipo neoplasia avanzada con muy pobre pronóstico y en éste momento es cuando el Intensivista conjuntamente con el paciente ( en caso de estar conciente) o familiares directos deciden implementar cuidados paliativos  a fin de tener una muerte digna.

 

 

CUIDADOS PALIATIVOS

EN  LAS UNIDADES DE MEDICINA CRÍTICA:

Partiendo  que en las Unidades de Medicina Crítica necesariamente debemos aceptar que muchos paciente crìticos  morirán a pesar del mejor tratamiento médico, y que otros quedarán con lesiones neurológicas severas; el paciente  irrumpe en la problemática moral del acto médico y  de un objeto de deberes  se transforma en sujeto de derechos   . Y hay un cuestionamiento fuerte de consistencia social en ética, dignidad y afectos. En este sentido, los fenómenos éticos y del fin de vida  son reales y al tomar decisiones pueden crear conflictos. Frecuentemente , los pacientes críticos son incompetentes para tomar decisiones médicas y sobre todo ese porcentaje pequeño pero real de estados neurológicos irreversibles a los cuales debemos  implementar lo que esté es una realidad : cuidados paliativos

 

Todo acto médico debe basarse en los pilares fundamentales de la Ëtica que son : 

 

Y quizá en ese orden de importancia, pues la autonomía  es decir, el respeto a las preferencias del paciente y que se le relaciona  con el muy actual consentimiento informado ( el médico indica la realidad del paciente posibilidades de regímenes terapéuticos y el paciente o tutor deciden conocedores del caso el tomar o rechazar procedimientos médicos y/o quirúrgicos)  donde nosotros los intensivistas nos anclamos a fin de informar y compartir nuestro conocimiento médico y tecnológico pero a la vez compartimos la responsabilidad y nos quitamos el paternalismo u omnipotencia típica de la épocas anteriores donde el médico dictaba sentencias sobre reanimación cardiopulmonar, procedimientos quirúrgicos, etc. Y de esta manera compartimos responsabilidades y es el paciente, familiares o tutores los que luego de tener conocimiento pleno de posibilidades terapéuticas y expectativas de vida ,  deciden autónomamente su futuro. Pero el principio de Autonomía no es aplicable para todos los pacientes , pues el Médico o equipo médico de las Unidades de Cuidados Intensivos  esta sano y es el poseedor del conocimiento  y el enfermo es el paciente y no sabe y el tutor igual , pero, éste último tiene derecho a saber la verdad  y la necesidad y/u obligación    del médico de decir la verdad va a depender de otros factores.

Sin embargo, cuando estamos frente a un paciente terminal o con lesión neurológica irreversible,  los intensivistas juntamente con familiares (línea directa-tutores) se decide implementar cuidados paliativos y en que consisten estos objetivos :

 

1.      Dar comodidad y respeto a las decisiones del paciente o familiares directos

2.      Dar comodidad a la familia

3.      Retiro de tratamientos molestos(invasivos)

4.      Permitir que ocurra una muerte digna.

 

En las UCI (unidades de cuidados intensivos) nosotros  debemos dar bienestar y medidas paliativas que básicamente entre otras son :

 

  1. Eliminación de secreciones orales

  2. Dar cuidados generales de enfermería

  3. Ofrecer alimentos, agua a los pacientes alertas.

  4. Tratamientos antiepilépticos

  5. Uso de narcóticos, sedantes, antitérmicos

  6. Fármacos antiinflamatorios  no esteroides

  7. Profilaxis de sangrado gastrointestinal

  8. Antieméticos.

 

Cuando el equipo médico a pesar de todos los esfuerzos realizados no consigue revertir la enfermedad y antes por el contrario hay deterioro del paciente, el intensivista comunica el particular al paciente o  familiares de linea directa ,  y las órdenes médicas  deben reverse con el objetivo fundamental  de no extremar medidas terapéuticas fútiles e implementar en el paciente cuidados paliativos y de comodidad.

 

 En este punto que es lo que debe suspenderse cuando se decide dar cuidados paliativos? Los tratamientos dirigidos hacia  mantener el apoyo de homeostasis fisiológica  o tratar procesos patológicos de base se suspenden..  El orden de retirada estan  determinados habitualmente por las preferencias del paciente o familiares  o por el análisis de la situación individual del paciente. La decisión de retiro de apoyo vital debe ir acompañado por aumento de la vigilancia y atención al pie de la cama , no con retiro del equipo de salud.

 

CONCLUSIÓN.

 

Los Cuidados Paliativos para tener una muerte digna  deben ser analizados y de hecho lo son , de manera individual y aquí la autonomía del paciente o del tutor  es la parte fundamental y el intensivista debe ser el apoyo ético, científico y moral permanente .